1- ¿Por qué necesito un asesor? y ¿En qué área lo necesitas? Estas dos preguntas te guiarán para escoger el asesor que se ajuste verdaderamente a tus necesidades. 

2- La comunicación es la clave de todo. Mantén comunicación constante con tu asesor, para que este tenga tu visión de cada situación y así observar en los objetivos muy claros.

3- Revisión y análisis, para que puedas ver resultados constantes necesitas analizar y revisar periódicamente, el trabajo realizado por el asesor.

Incluir a un consultor o asesor en tu plan estratégico, es un gran paso ya que su experiencia será el soporte para desarrollar tu emprendimiento. Sin lugar a dudas será un antes y un después en tus resultados.

Si ya llegaste a este punto, casi te gradúas y tienes el conocimiento para escoger sabiamente tu próxima mano derecha, pero quiero que conozcas un último punto, porque considero que ¡Un buen consultor puede convertirse en extraordinario asesor!

Lo importante aquí son los resultados que obtengas de uno y del otro, por esto si un consultor demostró una gran capacidad en la resolución de problemas y planteamiento estratégico, llega el punto de considerarlo como un potencial asesor ya que tiene  la capacidad de hacer crecer tu negocio, logrando la estabilidad y oportunidades constante.

Ahora sí,  ¡Estás list@ para crecer! Conoce nuestras opciones de consultoría y asesoría. 

Y si este artículo te ayudó a conocer más sobre la planeación estratégica de tu negocio, continúa aprendiendo en @PatriciaDuran ¡Te Espero!  

Leave a reply